LA BRÚIXOLA
El Blog de l′Oratge

¿QUÉ ES UNA TORMENTA SECA?

Son muchas las causas que pueden provocar un incendio forestal pero básicamente pueden ser causas naturales o provocadas por el hombre. Las primeras sólo se dan en un 5% de casos y el resto, es inevitable que por descuido o provocación (pirómanos), las personas estamos detrás de ellos. Precisamente uno de los principales responsables del pequeño porcentaje de incendios originados por causas naturales es el rayo. En la época veraniega es una auténtica lacra para nuestra masa forestal y bosques ya que la mayoría de ellos están secos y con unos niveles de humedad muy bajos. En el mejor de los casos, si se producen tormentas pero vienen acompañadas de mucha precipitación, el peligro es mínimo si un rayo produce un incendio (se apagará con la misma lluvia) pero, a veces, aparecen las denominadas 'tormentas secas', que van asociadas a mucho aparato eléctrico y poca precipitación. A estas se las tiene auténtico pánico en sierras y zonas de montaña porque si un rayo origina un incendio forestal, al no dejar apenas lluvia no se podría apagar, de ahí su peligrosidad.

Además, a veces van acompañadas de fuertes descensos de aire cálido y seco que aceleran el proceso de ignición de un incendio. Estas tormentas secas, ocurren porque en las capas medias y bajas de la atmósfera no se dan condiciones de humedad suficientes para que la lluvia sea importante, ni tampoco tenemos suficiente aire frío en altura (capas altas) para que la tormenta tenga una buena estructura y desarrollo vertical. Dicho de otra manera, hay tan poca humedad en niveles bajos y medios que la lluvia se evapora antes de llegar a tierra porque hay una masa de aire cálido que la absorbe. En estos casos se suelen ver unos pequeños filamentos de lluvia que salen de la base de las nubes y que no tocan tierra llamados 'virga'.