LA BRÚIXOLA
El Blog de l′Oratge

AVIONES CAZA HURACANES

Uno de los fenómenos meteorológicos más destructivos que existen en la naturaleza es el huracán. Van asociados a violentas rachas de viento, lluvias torrenciales, inundaciones, fenómenos tornádicos, grandes temporales marítimos y potentes granizadas. Conocer su trayectoria antes de tocar tierra es vital para salvar vidas y poder alertar con tiempo a la población. Para este menester, en EE.UU existe el 53 Escuadrón de Reconocimiento Meteorológico que pertenece a las Fuerzas Aéreas Americanas, conocido más popularmente como 'Hurricane Hunters' (o caza huracanes) y se encargan de volar hasta las entrañas de los que se forman en el Océano Atlántico norte, el Caribe y el noreste del Pacífico para poder investigar y estudiar con detalle su evolución.

Los aviones Hércules WC-130J pueden llevar de cinco a seis personas entre tripulación de vuelo y meteorólogos y van equipados con material sofisticado para la observación y el análisis de estas estructuras como sondas, radares y numerosos sensores. Su objetivo no es apto para cardíacos ya que la misión es situar la aeronave justo en el ojo del huracán, una zona de absoluta calma y cielo despejado pero antes tendrán que cruzar todo un infierno, las monstruosas paredes de lluvias torrenciales y fuertes turbulencias que la rodean. No lo harán en línea recta desde el exterior, sino haciendo círculos concéntricos de aproximación en el mismo sentido que las agujas del reloj mientras van dejando caer numerosas sondas con GPS que recogerán gran cantidad de información sobre humedad, temperatura, velocidad de vientos, punto de rocío, presión, etc... que será enviada posteriormente vía satélite al Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. donde se encargarán de monitorear y predecir el comportamiento que pueda tener.

Como curiosidad, en cada vuelo se lanzan alrededor de unas 100 sondas y cada una cuesta algo más de 600€.