LA BRÚIXOLA
El Blog de l′Oratge

¿CÓMO AFECTA EL TIEMPO AL CORONAVIRUS?

Desde que el virus COVID-19 (más conocido como coronavirus) ha llegado a nuestro país, aparte de que nos ha cambiado la vida a todos de manera radical, también son numerosos los artículos y opiniones que circulan por la web y redes sociales sobre como combatir esta pandemia y de las medidas a tomar para frenar su rápida expansión por todo el planeta. Pero uno de los aspectos que más confusión y controversia está dando es de cómo afectará la meteorología a  este 'nuevo virus', sobre todo en lo referente a la supervivencia de este COVID-19 en diferentes ambientes.

Por ejemplo, una de las informaciones que más he leído es que este virus no soporta temperaturas superiores a 26º o 27ºC, por este motivo, desde muchas publicaciones o mensajes se invita a la gente a tomar el sol para evitar el contagio o beber líquidos calientes ya que se sugiere que con el calor, el COVID-19 acabará desapareciendo, y esto es totalmente falso.

Lamentablemente no hay ninguna evidencia científica que apoye estas informaciones pero lo que sí parece claro es que las altas temperaturas son excelentes porque los coronavirus son muy sensibles al calor. De hecho, cada día que pasan a 37ºC pierden 10 veces su capacidad de infectar. Por tanto, en tres días calurosos seguidos se bajaría mil veces su capacidad de infección. No quiere decir esto que desaparecería definitivamente, pero sí se ralentizaría muchísimo su contagio con la llegada del calor, al igual que el virus de la influenza (gripe) en el verano baja mucho su transmisión.

También es muy bueno el buen tiempo por la radiación ultravioleta del sol ya que los afecta mucho y los inactiva. Naturalmente, estos días con el estado de alarma la gente tiene que quedarse en las casas para no aumentar el contagio y desbordar aún más los hospitales pero se deben de abrir las ventanas y ventilar para que la potencial presencia de este virus se encuentre en concentraciones mucho más bajas.

Otro aspecto muy importante es la humedad ambiental. Cuando más alta sea mejor para frenar su expansión y bajar su actividad. Por lo tanto, una buena conclusión es que, a mayor temperatura y humedad (ambiente bochornoso), menor incidencia de contagios. Por el contrario, cuando un ambiente sea más frío y seco, mejores condiciones de expansión para el virus.

Por último, felicitar a todos los héroes de muchísimos colectivos que están en primera línea jugándose sus vidas para salvar las nuestras. Mucho ánimo a todos y mucha salud. Todo esto pasará y el sol volverá a lucir con más fuerza que nunca!!!